Hábitos de vida y Nivel de Salud

Por |2018-09-10T11:57:18+00:0010 septiembre, 2018|Categorías: Salud|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios

Qué es la vida sino la forma como vivimos. Avanzamos día a día poco a poco, poniendo una piedra tras otra, intentando mantener un equilibrio que no es fácil de conseguir. Pero en ocasiones esa dificultad viene agravada por nuestros propios hábitos.

Nuestra sociedad.

Por desgracia, uno de los inconvenientes de nuestra sociedad tan industrializada y avanzada tecnológicamente es que nos está llevando a un estilo de vida cada vez más sedentario, y muestra de ello es el hecho de que en los países occidentales las enfermedades cardiovasculares representan todavía la primera causa de muerte entre las personas.

Si a lo anterior le sumamos determinados hábitos de vida como el tabaco, el alcoholismo, el estrés, etc., añadimos más componentes a la fórmula para tener un nivel de salud nada aconsejable.

Nuestro corazón.

La salud del corazón y la de todo el aparato circulatorio es fundamental para todo el organismo porque aquél es el motor de la vida. Su trabajo es continuo pero variable, ya que el bombeo es mayor cuando hacemos un esfuerzo físico y disminuye al relajarnos, pero siempre está listo para ofrecernos su apoyo en cualquier instante de nuestra vida.

Algunos factores de riesgo cardiovascular, es decir condiciones que aumentan la probabilidad de desarrollar una enfermedad del sistema cardiocirculatorio, no son modificables al no depender de nuestra voluntad. Por ejemplo, con la edad aumenta el riesgo progresivamente; los hombres tienen mayor riesgo que las mujeres; los antecedentes familiares.

corazón colores

Dale color a tu corazón, dale vida.

Pero otros factores, si son modificables, porque dependen de nuestro comportamiento para poder reducirlos o aumentarlos. Ejemplos como dejar de fumar, mantener controlado nuestro peso, nuestra tensión arterial, el colesterol, posible estado de diabetes, etc.

El tabaco.

Aparte de múltiples agentes nocivos y cancerígenos, el tabaco también aporta dos sustancias muy peligrosas para el sistema cardiocirculatorio: la nicotina y el monóxido de carbono.

tabaco

La nicotina, al estimular la producción de adrenalina, aumenta la velocidad del ritmo cardíaco, sometiendo al corazón a un esfuerzo excesivo. Además favorece la formación de coágulos de sangre, aumentando el riesgo de trombosis.

Por otro lado, el monóxido de carbono reduce la cantidad de oxígeno que es transportado por la sangre a los distintos órganos y tejido del cuerpo.

Sedentarismo.

El sedentarismo aumenta el riesgo de desarrollar no solo enfermedades cardiovasculares, sino también diabetes y algunos tipos de tumores.

Realizar actividad física, incluso a nivel modero pero constante, comporta una importante mejora del bienestar general de la persona.

Con una hora de trabajo aeróbico cada día y al menos cinco días a la semana se obtienen consecuencias positivas para nuestro cuerpo, tanto a medio como a largo plazo:

  • Reducción de peso. Disminución del riesgo de obesidad.
  • Disminución del riesgo de muerte prematura.
  • Reducción de síntomas de ansiedad, estrés, depresión.
  • Aumento de la resistencia a no caer en otros comportamientos de riesgo, sobre todo en jóvenes, como el consumo de tabaco y alcohol.

Alimentación inadecuada y no equilibrada.

El exceso de ingesta de la llamada comida rápida es otro mal de nuestra sociedad industrializada.

comida rápida

Consideramos muchas veces la comida como algo pasajero y obligatorio que debemos satisfacer lo antes posible, y si nos lo dan hecho mejor que mejor. Por otro lado las industrias nos bombardean con la publicidad de sus productos manufacturados, todos ellos supersaludables, con fuentes de riqueza energética que no puedes desestimar porque son “bio”, “light”, “integral”, etc. No es más que una engañifa.

Sigue un régimen alimentario sano:

  • No abuses de las grasas saturadas (carnes, embutidos, mantequillas)
  • Consume regularmente pescado.
  • Toma carbohidratos complejos: legumbres, pan integral
  • Come fruta y verduras frescas.
  • Añade poca o nada de sal a los alimentos; evita conservas saladas.
  • Evita las bebidas azucaradas, porque son una fuente de azúcares simples y calorías.

El estrés, autoestima, ánimo, etc.

Nuestra mente también forma parte de nuestra salud, y la actividad física nos va ayudar a mejorar nuestro ánimo y autoestima.

autoestima

Está demostrado que con la actividad física, por ejemplo el ejercicio aeróbico, generamos endorfinas que dan la sensación de bienestar, placer, etc. Aunque estas son respuestas a corto plazo con las que nos podemos encontrar, también a largo plazo veremos cómo se convierten en adaptaciones, porque vemos que tenemos mejoras físicas muy importantes, tenemos más resistencia, nos recuperamos antes y estamos más felices.

Todo este conjunto de mejoras hacen que el individuo se fidelice con la actividad física.

Al final…., todo va sumando.

sumar salud

Nuestros hábitos de vida están caracterizados en la mayoría por factores modificables de riesgo. Cada uno de ellos contribuye a aumentar el riesgo no solo por separado, sino también en la coincidencia de varios factores en nuestro estilo de vida.

Solo con corregir los hábitos alimentarios y mejorando el estilo de vida ya es posible actuar simultáneamente sobre varios factores de riesgo. No le pongas mas trabas a tu cuerpo para poder ir avanzando, porque en definitiva se trata de eso, de vivir y hacerlo saludablemente porque de eso depende ser y estar.

José BalbínAutor

Esperamos que la información mostrada haya sido de tu utilidad y, en todo caso, contamos con las sugerencias y comentarios que puedas dejarnos, así como las críticas, propuestas e ideas para desarrollar nuevos contenidos. Para ello, te rogamos utilices el espacio reservado a tal efecto en el pie de página de este artículo, Deje su comentarioTen en cuenta que, sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos. Para mayor información puedes leer nuestras Normas de Participación.
Y si te ha gustado este artículo, nos haría mucha ilusión que lo compartieras a través de tus redes sociales, utilizando los iconos que encontrarás a continuación.
Gracias, 

Deje su comentario