Todavía estás a tiempo

Por |2018-08-31T14:07:10+00:0031 agosto, 2018|Categorías: Entrenamiento, Fitness, Salud|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Cuando llega el día de nuestro cumpleaños seguro que más de una vez has pensado: “otro año más encima”, “qué rápido pasa el tiempo”. Y es que llegar cada vez a las fronteras que suponen sobrepasar los 40, 50, 60 años, etc. se traduce en futuros cambios fisiológicos que pueden llegar a afectar a nuestra vida cotidiana, y como dijo John Gleen (primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra),  “todavía no existe una cura para el cumpleaños común”.

Aún cuando el cumplir años no se puede tratar como una enfermedad, lo cierto es que a medida que avanzamos en edad vamos perdiendo fuerza, disminuye la estabilidad ósea, y la capacidad de movilidad también se ve afectada no solo en nuestra actividad deportiva, sobretodo en nuestra vida cotidiana.

Nuestro envejecimiento ¿es el principal culpable?.

Existe un término para definir la pérdida de masa y fuerza muscular que se da debido a nuestro envejecimiento: sarcopenia. Puede sonar como si tratase de una enfermedad, pero no lo es, esta pérdida es común a todo nosotros porque se produce por el simple hecho del paso de los años. En personas ancianas con una actividad física pasada intensa, y hoy en día moderada, también se da, y ya no digamos en personas cuyo tipo de vida sedentario anterior y actual, que no han cuidado en lo más mínimo su salud.

Y es que nuestro organismo es muy inteligente, ante la inactividad de determinados músculos, qué decide, pues simplemente ahorrarse la energía para otras funciones vitales que estén en uso. La pérdida de masa muscular se traduce en un primer momento a las denominadas fibras de contracción rápida o tipo II, que se activan en ejercicios de alta intensidad y corta duración, de ahí que si no las utilizamos, es tan sencillo como empezar el deterioro por ese lugar precisamente. Podríamos determinar que la sarcopenia es una destrucción selectiva de fibras.

envejecimiento

No podemos culpar solo  a nuestro organismo de ese deterioro, por el simple factor de la edad. Sabemos que su evolución siempre ha dependido de la capacidad del mismo frente a los momentos de estres o esfuerzo al que le sometemos. La pérdida de capacidad de nuestro rendimiento orgánico en una edad avanzada suele ser debida más a la forma de vida y trabajo de nuestra sociedad industrializada que a una regularidad biológica. En la mayoría de procesos de envejecimiento de la población lo que realmente está oculto es una falta de entrenamiento físico de los individuos.

Es innegable el deterioro de las estructuras y funciones corporales por el simple hecho de cumplir años, pero el grado de conservación de nuestro cuerpo depende de otros factores. El abandono  del ejercicio físico o simplemente el no haberlo realizado anteriormente, es privar a nuestro organismo de una de sus facultades más importantes, la capacidad de adaptación y mejora frente a los estímulos que le provoca la práctica deportiva.

Ayuda a tu cuerpo a sobrellevar mejor el paso de la edad.

Las experiencias vividas por el astronauta John Glenn, le mostraron el efecto que la falta de gravedad tiene sobre el cuerpo humano: deterioro de músculos, huesos, articulaciones, etc. Una de las principales consecuencias de todo ello puede ser la aparición de la osteoporosis o disminución de la densidad de la masa ósea.

Ya sea la falta de la fuerza de la gravedad en el espacio, o de la falta de fuerza en nuestros actos cotidianos, la consecuencia es la misma. Los astronautas se recuperan al regreso de sus viajes, pero nosotros aquí en la Tierra tenemos que prevenirlo evitando el estilo de vida sedentario e inactivo.

pasar el tiempo

No dejes pasar el tiempo.

Cumplir años no significa dejar de hacer deporte, sino realizar las adaptaciones oportunas en nuestros programas de entrenamiento. Se tratará siempre de realizar aquellos ejercicios apropiados a nuestra edad y condición física. Y es por ello, que más que nunca, deberíamos ponernos en manos de personas especializadas que nos puedan ayudar en ese objetivo (médicos, fisioterapeutas, entrenadores, etc.).

Se trata de un entrenamiento para conservar la salud.

La realización de un entrenamiento físico parte de la imposición de un objetivo a cumplir. En algunos casos será conseguir resistencia física, fuerza muscular, tonificación muscular, etc. o llámese simplemente “sentirse mejor con uno mismo”, pero siempre deberemos someternos al cumplimiento de unos Principios del Entrenamiento Deportivo si queremos tener resultados óptimos.

Y si se trata de envejecer saludablemente, debemos tener en cuenta que el objetivo fundamental de nuestro entrenamiento es conservar la salud. Por eso, entrará en juego en primer lugar el principio de la carga selectiva e intensidad adecuada a la edad. La degeneración de nuestros tejidos y la reducción de nuestro metabolismo celular nos aconsejan un entrenamiento de intensidad media.

Vigilar nuestro sistema cardiovascular es otra prioridad, por lo que debemos realizar un entrenamiento de tipo protector, sin dejar de lado la mejora o conservación de nuestras capacidades coordinativas  y de movilidad que nos ayudarán a realizar mejor nuestros actos de vida cotidiano.

Debe existir como siempre en todo entrenamiento, un ascenso progresivo de la carga, tanto en su volumen como intensidad, para conseguir que nuestro organismo se adapte a los esfuerzos a los que le estamos sometiendo, y le de tiempo a sobreponerse de los mismos y a mejorar para los sucesivos.

carga intensidad

Progresividad de cargas

Como no, al inicio de cada sesión de entrenamiento hay que dedicar un tiempo a un calentamiento general que prepare nuestros músculos, articulaciones, eleve ligeramente la temperatura corporal y nuestra frecuencia cardíaca. Este calentamiento requiere más tiempo en personas mayores que en jóvenes.

Salas de Gimnasio, instalaciones deportivas.

El entrenamiento favorecerá también nuestra salud mental. Acudir a salas de gimnasio para entrenar nos proporciona integración social, cuestión importante en nuestras vidas y que en algunas personas de avanzada edad se pierde fácilmente. La diversión, el clima de compartir elementos del gimnasio con compañeros, el no disputar, ni tener este tipo de entrenamiento ningún carácter competitivo, lo hace ideal para entrenar saludablemente, física y psíquicamente.

Existe generalmente un desconocimiento, sobretodo en nuestra población actual de avanzada edad, de lo que se hace normalmente en un gimnasio. Se piensa que a él acuden exclusivamente individuos, sobretodo masculinos, cuyo propósito es desarrollar sus músculos de forma exagerada. Esto puede cohibir a muchas personas, hacerles sentir intimidados, y prefieren seguir sin hacer nada o como mucho empezar a correr por las calles y parques, porque es lo que hacen todos los demás, o al menos lo que ellos ven, sin tener en cuenta su estado actual de condición física, patologías, etc., ni por supuesto su edad.

Claro que puedes correr, andar, nadar, pasear en bicicleta, pero deja que profesionales como los que dirigen y trabajan en salas de gimnasio te aconsejen sobre la intensidad a la que debes entrenar. Y no solo eso, aparte de los trabajos aeróbicos que realices te van a diseñar un plan de entrenamiento para fortalecer, tonificar, equilibrar tu musculación, proteger tus articulaciones, etc.

recuperacion lesion

Personalmente, llevo muchos años de entrenamiento y veo como en gimnasios como Alto Impacto, en Castelldefels (Barcelona), acuden personas con problemas de columna vertebral, dolencias de articulaciones, etc., es decir,  diversos tipos de patologías que pueden ser mejoradas e incluso eliminadas con un entrenamiento físico específico. La edad no es una excusa para no acudir a un gimnasio, y no pongas más pretextos porque TODAVÍA ESTAS A TIEMPO.

Gimnasio Alto Impacto condición física

Gimnasio Alto Impacto

“Aunque no se de cuenta mientras sucede, la mayoría de la gente pierde entre el 20% y el 40% de su tejido muscular mientras envejece. Los ejercicios de fortalecimiento pueden parcialmente restaurar los músculos y la fuerza (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento-Institutos Nacionales de Salud).”

José BalbínAutor

BIBLIOGRAFIA:

  • AXEL GOTTLOB, “Entrenamiento Muscular Diferenciado”, Edit. Paidotribo, título original “Differenziertes Krafttraining”.
  • JÜRGEN WEINECK, “Entrenamiento Total”, Edit. Paidotribo, título original “Optimales training”.
  • “EL EJERCICIO Y SU SALUD”, Instituto Nacional Sobre el Envecimiento.

Esperamos que la información mostrada haya sido de tu utilidad y, en todo caso, contamos con las sugerencias y comentarios que puedas dejarnos, así como las críticas, propuestas e ideas para desarrollar nuevos contenidos. Para ello, te rogamos utilices el espacio reservado a tal efecto en el pie de página de este artículo, Deje su comentarioTen en cuenta que, sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos. Para mayor información puedes leer nuestras Normas de Participación.
Y si te ha gustado este artículo, nos haría mucha ilusión que lo compartieras a través de tus redes sociales, utilizando los iconos que encontrarás a continuación.
Gracias, 

Deje su comentario