La mayoría de usuarios principiantes que acuden a un gimnasio o instalación deportiva por primera vez, incluso aquellos que tras algunos intentos fracasados anteriores, repiten en dar oportunidad a conseguir una buena condición física, vienen con una imagen o con una idea muy preconcebida del físico a conseguir.

Si, la cuestión es que normalmente a la población sedentaria se la convence de cambiar su estilo de vida a través de la imagen icónica del cuerpo físico excelente, más que por  términos de salud.

En mi día a día, como técnico de sala de fitness, acuden a mí personas con obesidad abdominal, con el buen propósito de reducir el nivel de grasa de su cintura. Quieren aprender a realizar ejercicios de abdominales para conseguir su objetivo. Es casi seguro que ya en sus casas, por lo que han visto en las famosas redes sociales, ya vienen practicando día tras día, inmensas repeticiones de ejercicios abdominales.

Excesivas abdominales

Más no es mejor

Mi respuesta es casi siempre la misma, “empiece usted con un ejercicio cardiovascular moderado”, es decir, prolongado en el tiempo pero de media intensidad. Y he de explicarles cual es la misión real, ya no solo del músculo obsesivo a entrenar (el recto abdominal), sino de todo el core (abdominales, lumbares, suelo pélvico, musculatura paravertebral, etc.).

Efectivamente, “las tabletas” son físicamente envidiables, e incluso adictivas, y al que se le ocurrió darle este nombre por su similitud a la manera en la que se nos presenta el chocolate (alimento), no sé si pensó también en la coincidencia, no solo de la forma, sino de la necesidad de saciarnos o de conseguirlas que nos produce en nuestro cerebro.

No voy a desarrollar aquí ahora una tesis sobre si entrenando un músculo concreto, se pierde o no la grasa localizada a su alrededor, porque lo evidente es que el tema tiene que ver mucho más con la nutrición y en una medida más pequeña, pero no menos importante con la actividad física.

abdomen nutrición

Lo primero… ¿qué comemos?

La importancia del core reside en funciones tan importantes como la de respirar correctamente, proteger a nuestros órganos internos así como servir de apoyo postural a nuestro cuerpo.

Pero si tenemos que relacionar alguna de sus funciones directamente con el entrenamiento, no cabe duda que nos vamos a referir a la de dar estabilidad a nuestra columna ante cualquier tipo de movimiento que realicemos.

Y lo cierto es que, cuando entrenamos sobretodo grupos musculares grandes, interviene siempre el factor movimiento como parte principal del ejercicio, y es ahí donde necesitamos disponer de un core bien fuerte y tonificado, que nos permita mantener una posición mecánica y postural saludable.

El core siempre está trabajando

El core siempre está trabajando

Debajo de la grasa, puede existir una masa magra de muy buena calidad, y si, se puede entrenar, pero no nos desviemos de su función natural.  Como les cuento a los usuarios con los que trato:

“Por encima de un buen jamón siempre hay grasa, y ¿qué es lo  primero que hace usted para llegar a él?, quitar…quitar…quitar”. “Pues por ahí vamos a empezar, voy a enseñarle el funcionamiento de la cinta de andar, elíptica, bicicleta, lo que a usted más le guste”.

fitness aeróbico cintas condición física

José Balbín
José BalbínAutor

Esperamos que la información mostrada haya sido de tu utilidad y, en todo caso, contamos con las sugerencias y comentarios que puedas dejarnos, así como las críticas, propuestas e ideas para desarrollar nuevos contenidos. Para ello, te rogamos utilices el espacio reservado a tal efecto en el pie de página de este artículo, Deje su comentarioTen en cuenta que, sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos. Para mayor información puedes leer nuestras Normas de Participación.
Y si te ha gustado este artículo, nos haría mucha ilusión que lo compartieras a través de tus redes sociales, utilizando los iconos que encontrarás a continuación.
Gracias,